el RESTAURANTE

Tradición e innovación

la HISTORIA

"Gastronomía y viticultura se unen donde se encuentran los caminos para fortalecer una trayectoria"
01 Una trayectoria

José María Ruiz inicia su relación con la gastronomía y los vinos en los años sesenta destacando ya en 1972 por representar a España en el primer concurso mundial de sumilleres, que organizó la Oficina Internacional de la Vid y el Vino en Milán (Italia), donde obtuvo la medalla de bronce con diploma de honor y título de maestro copero internacional, compitiendo con profesionales de 32 países.

En 1982 abre el Restaurante José María en Segovia, referente de la gastronomía de Castilla y León y en especial del cochinillo, marca de garantía. El deseo de tener su propio vino, un vino diferente que acompañará al cochinillo, le lleva a fundar en 1987 Pago de Carraovejas en Peñafiel. Más de 25 vendimias que han sumado muchos éxitos con sus vinos y nuevos proyectos como la compra de la bodega segoviana Ossian Vinos y Vides en 2013 que también se ha conseguido posicionarse como referencia entre los blancos de España.

Pago de Carraovejas por la excepcionalidad de la finca en la que se haya ubicada, dominante en vistas al Castillo de Peñafiel y enmarcada entre las vides de la marca ofrece un potente y exclusivo producto de turismo del vino. Experiencias de enoturismo que ahora se ven reforzadas con la última apuesta de la familia Ruiz-Aragoneses, la apertura del Restaurante Ambivium, una oferta diferente e innovadora forjada en los valores por los que son reconocidos: el máximo cuidado a todos los detalles, a los procesos de calidad y a la atención al cliente.

35 años después, Ambivium, el restaurante de Pago de Carraovejas abre sus puertas con esa misma ilusión que inspirara a José María Ruiz y que su hijo, Pedro Ruiz Aragoneses perpetúa en la dirección, premiado en varias ocasiones por su gestión y con una gran proyección de futuro por su inquietud por seguir innovando.