el BLOG

Últimas noticias

Ambivium: Cocina de Terruño y 1.300 sorbos

Un sorbito. Nada más. A veces solo unos segundos son suficientes para que un vino habite para siempre tu memoria. Cada sorbo lo cambia todo. Cada copa: sus aromas, su acidez, su historia… cambia cada bocado y da sentido al relato. Y nosotros tenemos más de 1.300 sorbos. 1.300 referencias, 1.300 vinos, 1.300 bocados diferentes.

Ambivium_Cava_RiojaUna cava que rebosa vino, llena de singularidad, de añadas históricas, de pequeños productores, de viticultores con las manos manchadas, de viñedos ancestrales. Rescatar toda esa excepcionalidad… y compartirla; eso es lo que queremos conseguir. Los vinos pueden ser únicos, y prestigiosos, e irrepetibles; pero solo cobran sentido cuando son disfrutados, solo en una mesa.

Y así entendemos la gastronomía, como un todo donde el elemento líquido y el sólido conforman una experiencia sensorial compacta y sencilla. Ese es el objetivo: que parezca casi que no podría haber sucedido de otra manera, que el trabajo, las horas y la dedicación queden ocultas por la honestidad de las cosas naturales.

Desde su nacimiento Ambivium ha estado indisolublemente unido al mundo del vino; su localización, en las mismas instalaciones de Pago de Carraovejas y las vistas al viñedo impregnan su Cocina de Terruño y obligan a dar la importancia adecuada a las armonías. Ahora damos un paso más, con una búsqueda exhaustiva, horas colgados al teléfono, viajes para visitar a pequeños viticultores, peregrinajes para encontrar botellas únicas alrededor del mundo… hemos conseguido atesorar ya más de 1.300 referencias de añadas únicas en cada región, de historia viva de la vitivinicultura. Pero el camino no acaba aquí, esto no acaba nunca, seguiremos rebuscando para revelar las etiquetas más antiguas y, sobre todo, para compartir sorbitos, para maridarlos y para conseguir crear varios sabores de un solo plato.

"Los Festivales"

Así nacen lo que a nosotros nos gusta llamar “los festivales” que no es más que disfrutar mucho de todo, recorrer el mundo probando vinos, viajar por el túnel del tiempo para beber copas de historia… y todo sin sacar los pies del terruño, con una cocina sincera y de producto que sigue buscando los sabores de la zona pero siempre con una nueva perspectiva. Una experiencia irrepetible y efímera, y es ahí donde reside su valor.

Y al final… decenas de copas en las mesas y sonidos de brindis, y aromas a todo, y fotos a las etiquetas, y hablar de vino, de cocina, de la vida, y gente siendo feliz alrededor de una mesa. Y al final… gastronomía.

 

Ambivium_Copas